jueves, julio 03, 2008

Kompoz. Un nuevo paradigma de creación musical colaborativa.



"[...] una verdadera regeneración de la música occidental, y de la sociedad occidental, sólo podrá darse cuando podamos devolver el poder de la creación a cada individuo de la sociedad."
Christopher Small. (1980) "Música. Sociedad. Educación." Alianza Música.


La idea que tuve reflexionando sobre internet y música hace cuatro años es ya una realidad.

Kompoz es a la vez una red social y un espacio de trabajo para músicos y compositores. ¿Tienes una idea para una canción? Graba una pista. Súbela. Y después invita a otros para añadirle batería, bajo, voces o lo que quieras...

Es genial, trabajas por ejemplo con Audacity, o el programa que quieras, subes la pista y haces que la canción evolucione, creciendo y mutando con las colaboraciones musicales de personas en todo el mundo. Es como si amplificásemos la tradición oral de toda la vida, elevándola a la máxima potencia con el poder de internet.

Creo que sería muy interesante y deseable que formásemos una comunidad de músic@s y educador@s para crear canciones y música libre, con licencia de creative commons, y ponerla a disposición de profesor@s de todo el planeta.

Por supuesto, siempre que trabajemos en la escuela con una canción, lo mejor es la música en directo; tocar, cantar, y hacer música con nuestro alumnos. Sin embargo, tener esas canciones grabadas tiene algunas ventajas:

  1. El acompañamiento puede ser más rico tímbricamente y armónicamente, lo que educa el oído.

  2. Si proporcionamos a nuestros alumnos un CD con las canciones, pueden seguir escuchando y cantando las canciones en casa



Si no abusamos del uso del CD, puede ser un material muy útil y educativo. Las editoriales suelen presentar los CDs de canciones que acompañan al libro de texto correspondiente, con diferentes calidades musicales; es un recurso algunas veces atractivo, cómodo y tentador. Pero ¿por qué tenemos que dejar a la editorial la decisión de elegir la canción más adecuada para nuestros alumnos? ¿por qué suelen ser las editoriales las que dicen lo que se estudia y cómo se estudia en cada asignatura, en cada curso y en cada tema?

Voy a intentar predicar con el ejemplo, y dentro de poco tendréis algunas sorpresas en este blog... No digo más.

Y rizando el rizo... ¿os imagináis a vuestr@s alumn@s usando kompoz, creando sus canciones, y añadiendo sus arreglos, solos y acompañamientos con alumn@s de otros países? ¿es esto menos importante y útil en la educación musical obligatoria que el adiestramiento en el rígido solfeo?

8 comentarios:

ferbr1 dijo...

No recuerdo dónde descubrí el enlace, pero hay algo parecido que están haciendo en Sistema Poliedro, utilizando el lenguaje de la música electroacústica.

Karrajo dijo...

Vaya, esto me parece muy interesante.

Yo practiqué hace unos años esto de componer en grupo, con amigos de otras ciudades; lo hacíamos en midi y luego ya lo pasamos a instrumentos virtuales, y vaya, me gustó bastante la experiencia. A ver si ahora lo puedo repetir.

Y por cierto, gracias por el post anterior también, muy pero que muy útil.

Oscar dijo...

Me ha encantado el trabajo de Sistema Poliedro, gracias Fer.

Karrajo, te tomo la palabra... Me encantaría que participaseis tanto Fer como tú en una locura de estas... ahora sólo espero estar a la altura musical de los dos.

Un saludo y a ver si creamos algo curioso.

ferbr1 dijo...

¡Yo siempre dispuesto!

Luis José dijo...

es muy interesante y plausible este tipo de propuestas. Pero justamente no se olvide que es una propuesta. Es decir, tiene sus ventajas y desventajas en comparaciòn al metodo "tradicional" (la composiciòn en solitario), la cual creo no deberìa ser desechada (ni tampoco esta de la creaciòn grupal)y que ademàs ha legado grandes testimonios de la expresiòn humana.

saludos
felicitaciones por el blog

Oscar dijo...

Gracias por la felicitación, Luis José. Hombre, tampoco quería decir que esta propuesta iba a sustituir a la manera tradicional de componer, pero hay que reconocer que con este tipo de herramientas se puede hacer música popular con calidad similar a la profesional; y el poder "tocar" con músicos de todo el planeta tiene muchas posibilidades, no hay por qué limitarse a hacer grupos de músicos locales. Para quien viva en una gran ciudad y encuentre músicos con gustos afines puede que esto no sea una gran ventaja, pero para los que vivimos en un pueblecito...
Otro aspecto que me ha gustado de esta propuesta es la licencia creative commons, entre tanta demagogia que tenemos que escuchar como que "la música está en peligro", esto es una alternativa factible. Creo que no sería tan malo un futuro en que la música dejase de ser un bien de consumo, un producto elaborado por profesionales para que lo compre un consumidor incapaz de producir música. La música siempre ha estado presente a lo largo de la Historia de la Humanidad. Pero bueno, ese es otro debate...
Un saludo.

Luis José dijo...

Estás en toda la razón Oscar. Sería bueno ese tipo de sociedad en donde el consumismo no atosigue tanto a los individuos como lo hace ahora, que ya casi llega al punto de decirles: TÚ NO PUEDES, ...y lo que es peor: NUNCA PODRÁS.

Saludos.

Titob dijo...

Hola! Excelente la nota! Existe un sitio en español que es www.redpanal.com y también se trata sobre colaborar en la música. Por lo que sé están armando proyectos educativos en relación al portal.
Saludo!