martes, julio 15, 2008

Improvisando flautas de pan con botellas



Este video es del mismo músico o artista que subió las destrucciones de violín que vimos hace unas semanas. Es un juego bastante interesante y divertido, que se puede repetir en clase. En este video, las botellas presumiblemente son de cerveza, pero es bastante claro que lo que están tomando los músicos es agua (supongo que la espuma dificultaría su labor, y apostaría cualquier cosa a que lo descubrieron intentándolo con la rubia bebida, y apostaría, también, lo que me quedara, a que lamentan profundamente no poder ejecutar esta pieza bebiendo cerveza).

Un poco off topic, pero este video de bebedores de cerveza/músicos, tocando en sus flautas de pan llenas de lo que parecería ser cerveza a primera vista, me hacen recordar a las banda de sikuris de Bolivia. Una vez me comentaron que es bastante habitual entre algunos sikuris el "calentar" el instrumento con un poquito de licor, antes de tocar.

5 comentarios:

Karrajo dijo...

Hombre, yo no puedo evitar probar eso casi cada vez que tengo una botella delante, jeje.

Hay dos cosas más que se pueden hacer a parte de beber. Una es tumbar la botella (hacia la boca, intentando darle horizontalidad), pues con líquido dentro cambia el tono. Y la otra soplarle con mucha fuerza, pues saca armónicos (hasta dos he conseguido)

Oscar dijo...

Qué bonita la música de las bandas de sikuris, sobre todo los khantus...

Sí que sería curioso hacer esto en clase, aunque dependiendo del grupo me lo pensaría dos veces el que las botellas tuviesen agua dentro... que me los conozco y lo pondrían todo perdido.

Es muy curioso cómo iban mirando las botellas a medida que iban bebiendo, tal vez tendrían algún tipo de marca para producir una nota determinada a cierto nivel de líquido... el concepto de un concierto así me ha molado un montón.

También puede chocar con esto de los contenidos transversales el usar un cotidiáfono, que según lo puntillosos o maniáticos que seamos o sean en el centro, puede en alguna manera ir en contra de promover hábitos saludables entre el alumnado, como "no beber alcohol"... jeje y lo digo por algunas experiencias de otros colegas, que sin ir más lejos se les ocurrió la "terrible barbaridad" de acompañar un villancico con la típica botella vacía de aguardiente.
Por otro lado, un compañero me contó la anécdota de que, hace ya bastantes años, para sacar dinero para el viaje de fin de curso de 8º de EGB, en un acontecimiento deportivo organizado por el colegio, los niños vendían al público polvorones, mantecados y chupitos de aguardiente... en palabras textuales de mi querido colega, "si llegamos a hacer eso hoy en día nos denuncian".

Jejeje o nos pasamos o no llegamos... ¿Qué opináis de este tema?

Karrajo dijo...

Yo creo que como en todas estas cosas, se exagera. No creo que utilizar botellas de cerveza o aguardiente fomenten el alcoholismo ni nada (a no ser que el profesor obligue a que se vacíen por parte de los alumnos). Los chavales ven botellas en la tele, en los restaurantes, y no por ello creo que se hagan adictos a la bebida.

Es más, lo ven como algo recicable incluso.

Lo de vender chupitos, bien también, jejeje, al que no le guste que no compre.

ferbr1 dijo...

Sip, es claro. De todos modos, también se pueden utilizar botellas de coca cola. Creo que es una interesante actividad, y la verdad es que suena muy agradable. Los chicos, en definitiva, estarían haciendo música con estética más que contemporánea, sin saberlo.

Dolores Serrano Cueto (Lola) dijo...

Nada, aquí leyendo vuestros comentarios trás la audición cervezera. Imagino que cambiando el envase, el contenido (sin % o con ), el sonido cambiara. Incluso simultanerlos.....Sea como sea a los alumnos seguro que esto les gusta.

Un saludo