martes, julio 01, 2008

Construcción de sikus de PVC


El siku es un instrumento andino, una flauta de pan que se presenta bajo infinidad de medidas y afinaciones a lo largo de prácticamente toda latinoamérica. Una característica única de este instrumento, es que una de las formas tradicionales (no la única) de ejecución consiste en que, básicamente, la escala musical se reparte entre dos grupos de ejecutantes los que disponen, de forma intercalada, de una mitad de la dicha escala.

Los conjuntos más complejos de "banda de sikuris" tienen toda una serie de instrumentos afinados en octavas y en quintas o cuartas (la formación que se utiliza para el ceremonial, rítmicamente cautivante/desconcertante, y a veces estremecedor k'antus boliviano utiliza instrumentos afinados en octavas y quintas, de tal forma que la melodía suena en octavas y quintas paralelas), pero también hay agrupaciones más sencillas, como la "tablasiku", que debe su nombre a que los sikus no están cortados en su parte inferior justo por debajo del nudo, sino que el corte se hace de tal forma que la largura de cada caña es la misma, por lo que el instrumento es rectangular, luego, una "tabla".

La ejecución en una banda de sikuris es mucho más que ejecutar una misma melodía entre dos grupos de sikuris que se van intercalando, según que nota deba sonar (si la de quienes tienen 6 cañas, los "ira", o quienes tienen 7 o "arka"), porque en realidad cada sikuri tiene una relativa libertad de improvisación, como así también lo tienen los soprano o "chuli", que son los que ejecutan los instrumentos de la octava más arriba, los tenor o "malta", los bajo o "sanqa" y los contrabajo o "t'uyu")

De todos modos, independientemente de toda esta información que puede parecer mareante, hay algo, básico, que hay que tomar en cuenta:

1) Es un instrumento que puede llegar a ser muy sencillo de construir, sabiendo de antemano las medidas.

2) En forma relativamente rápido se puede llegar a tener un dominio suficiente tanto de los rudimentos de ejecución como de cancionero.

3) Es un instrumento ideal para trabajar contenidos transversales, tanto a nivel grupal (para poder tocar una melodía es imprescindible que dos grupos funcionen coordinadamente, y ninguno de ellos es más importante que el otro), como a nivel interculturalidad (más sobre este tema de la interculturalidad aquí y aquí), tanto por la evidente tarea de valorización de las culturas de los inmigrantes que se puede hacer a través de este instrumento (se enseñará música preciosa y gratificante), como por su evidente conexión con flautas de pan europeas, como el nai rumano).

Un dato necesario: Hay que tener claro que este instrumento ocasionará hiperventilación, sobre todo al principio de su aprendizaje, por lo que habrá que estar atentos a la dinámica del grupo, y darles todas la pausas que sean necesarias.

En fin, a lo que iba. Para que no se pierda en el mar de los comentarios de este blog, dejo el enlace de una página que describe clara y sencillamente cómo construir sikus de PVC. Es esta, y en ella podréis comprobar qué sencillo y barato es dotar a una clase de toda una tropa de sikuris. Yo, en mis clases de música, he trabajado con el muy intuitivo Método de Siku del músico y pedagogo Fernando Barragán. Es una lástima que no sea un libro que se venda en España.

5 comentarios:

Oscar dijo...

Un artículo genial e interesantísimo Fer. Yo añadiría la pacoweb donde hay otra pequeña guía de construcción e interpretación de sikus, y a nosotros los principiantes en música andina también nos vendrían bien algunas partituras para adaptar y tocar en la escuela. Una fuente para conocer esta música es el youtube, y hacer transcripciones de oído; después también he encontrado la web del rincón musical peruano donde encontramos midis de huaynos, huaylas... y decenas de melodías preciosas, no sólo muy apropiadas para interpretar con sikus, sino también con flauta dulce.

Oscar dijo...

Por cierto que me has descubierto la belleza de los k´antus, estoy escuchando todos los que encuentro en el youtube. Es muy curioso el parecido con los organa paralella del ars antiqua, no sería mala idea relacionarlos en alguna unidad didáctica.

ferbr1 dijo...

Están buenísimos, ¿verdad? Cuesta un poco encontrar los videos y cosas de la web, porque cada uno lo escribe como quiere (kantus, cantus, khantus, en fin, infinitos).

¿Viste este k'antus de Markasata (una banda de sikuris bolivianos de Buenos Aires, con quienes tuve el honor de tocar una vez). Estos tipos saben muuuucho.

En Youtube, hoy por hoy, hay de todo. Recuerdo que hace poquitos años me mordía los puños de no poder encontrar nada de nada de material, y ahora cada grupo de cualquier tipo de música se toma unos minutos para subir su material a este portal. Mirá esta maravilla. Los sikuris de italaque también son preciosos.

expresar lo inexplicable dijo...

Muy bueno e interesante el articulo. Es bueno poder llevar este tipo de instrumentos a los alumnos, al igual que su construcción para hacer la actividad más significativa.

expresar lo inexplicable dijo...

Muy bueno e interesante el articulo. Es bueno poder llevar este tipo de instrumentos a los alumnos, al igual que su construcción para hacer la actividad más significativa.