lunes, julio 14, 2008

El Efecto Mozart ha pasado de moda...


Probablemente habrán leído algo sobre el efecto Mozart. No creo que exponerse pasivamente a la música de Mozart, sin escucharla, como si tuviese efectos mágicos, mejore la inteligencia. Otra cosa distinta es que escuchar activamente o practicar música tiene indudables beneficios en el desarrollo del niño, pero... ¿por qué escuchar entonces sólo a Mozart?

Vía el blog Music, Education and Technology llegamos a la página de Humor en el Coro de la Oratorio Society of New York, en la que se analizan los efectos de la música de otros compositores en los niños. No puedo resistirme a traducirla aquí para compartir con ustedes una sonrisa:


  1. El Efecto Liszt: El niño habla extravagantemente rápido, pero tampoco dice nada importante en realidad...

  2. El Efecto Bruckner: El niño habla muy lentamente y se repite con frecuencia. Gana reputación por su profundidad.

  3. El Efecto Wagner: El niño se convierte en un megalomaníaco.

  4. El Efecto Mahler: El niño grita continuamente, con una duración y un volumen como si se estuviese muriendo.

  5. El Efecto Brahms: El niño habla de manera hermosa cuando las frases contienen un múltiplo de tres palabras (3, 6, 9, 12, etc). Extrañamente, las frases que contienen 4 u 8 palabras no tienen inspiración.

  6. El Efecto Babbitt: El niño murmura ruidos sin sentido todo el tiempo. La gente deja de escucharle. Al niño no le importa porque todos sus colegas piensan que él es guay.

  7. El Efecto Ives: El niño desarrolla una notable habilidad para llevar varias conversaciones a la vez.

  8. El Efecto Glass: El niño tiende a repetirse una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez...

  9. El Efecto Stravinsky: El niño es propenso a estallidos guturales, salvajes y profanos que a menudo lleva a peleas y al pandemonium en la escuela.

  10. El Efecto Schönberg: El niño nunca repite una palabra hasta que ha usado todas las demás palabras de su vocabulario. A veces habla hacia atrás. La gente suele dejar de escucharle. El niño les culpa de su incapacidad para comprenderle.

  11. Y por supuesto, el Efecto John Cage: El niño no dice nada durante 4' 33". ¡El efecto preferido por 9 de cada 10 profesores!

5 comentarios:

ferbr1 dijo...

¡Ja, ja!, ¡muy bueno!

Allegra dijo...

:) :)

Karrajo dijo...

Jajajajajaja!!!

Qué mala leche para escribir esto, no deja entero ni a un compositor.

Me encanta, y me parece una réplica perfecta a los que hablan del "efecto Mozart" como una panacea o algo similar, sin conocer el estudio que se hizo, sin tener en cuenta la escucha activa (como dices), etc.


pd: (cosa que no viene a cuento): ¿Es muy dificil de explicar cómo insertaste el pianito interactivo para niños en el post que hiciste sobre juegos? Es por reseñarte junto con el xilófono hexátono aquél, que aún me tiene pensativo. Si eso, puedes escribir al correo que tengo en el blog. Si es difícil no te preocupes.
Saludos!

Oscar dijo...

Hola Karrajo, no es difícil hacerlo, y menos explicarlo cuando ya lo ha hecho alguien... en el enlace puedes ver el código necesario. Yo suelo guardar el archivo swf original, lo subo a mi espacio de google pages y le calculo el ancho y el alto un poco a ojo, fijándome de cómo estaba en la web original. Si tienes algún problema cuéntame, que te echo una mano. Un abrazo.

Karrajo dijo...

Gracias mil