sábado, junio 21, 2008

Qué trompeta tan rara...



La trompeta del músico de jazz Dizzy Gillespie tiene una curiosa historia. Se cuentan diferentes versiones, ésta está tomada del blog fracfrac:


Parece ser que la trompeta tenía su historia. Se remontaba unos años atrás, a una fiesta de cumpleaños de Lorraine, esposa de Dizzy. Como solía hacer en las celebraciones familiares o reuniones de amigos, Dizzy había tocado algunas piezas. En un descanso dejó la trompeta en el suelo. Alguien que pasaba distraídamente por allí tropezó con ella, con tan mala fortuna que cayó encima y la dobló por completo. Dizzy la recogió del suelo y la acarició con suma delicadeza. Estaba magullada, inservible. En realidad, era difícil imaginar un suceso más trágico en un día festivo.


D.G. no pudo evitar soplar por última vez. Ejecutó un solo tan sentido que a los invitados les pareció estar escuchando una triste despedida. No obstante, al terminar la interpretación, el imprevisible Dizzy, sorprendió a los invitados al afirmar que el sonido de su trompeta magullada le gustaba más, muchísimo más que el sonido de su trompeta habitual; prefería tocar “esa” trompeta, con el cuerno apuntando hacia los micrófonos que colgaban del techo; aseguraba que con la nueva postura visualizaba mejor la partitura, escuchaba antes los sonidos, tocaba más erguido y se sentía más cómodo en la ejecución con sordina que, a partir de entonces, podría ser más controlada y suave. Dizzy decidió que sus trompetas se adaptarían a este singular diseño a partir de entonces.


Hoy en día se fabrican estas trompetas con este "defecto", conocidas como modelo Guilespie.
Escuchemos a Dizzy en el programa de los teleñecos:

Si quieres aprender a tocar la trompeta, puedes echar un vistazo al interesantísimo blog Taller de Trompeta, donde podemos encontrar entre otras cosas todos los tipos diferentes de trompeta.