viernes, noviembre 04, 2005

Usar Google Print con el máximo provecho

Google Print, todavía en fase de desarrollo, es un proyecto muy ambicioso, que a primera vista parece una genialidad: escanear libros completos y ofrecerlos en internet, creando una gran biblioteca digital. Según ellos mismos,

El objetivo de Google consiste en organizar información proveniente de todo el mundo, pero mucha de esta información todavía no se encuentra en Internet. Google Print pretende llevar a cabo esta acción colocando el contenido de los libros en un lugar en el que pueda encontrarlo con facilidad: justo en sus resultados de búsqueda de Google.
(...)
Los libros de Google Print provienen de dos fuentes: editores y bibliotecas.


Parece un chollo, pero le he encontrado algunas pegas.

Google Print funciona de manera parecida a google, escribes unas palabras y el buscador encuentra esas palabras clave en los libros que ya estan disponibles.

Según dicen, hay libros libres, esto es, de dominio público (yo todavía no he encontrado ninguno... ya pondré por aquí los que encuentre). Pero la mayoría de ellos están sujetos a copyright.

¿Qué quiere decir esto? Pues que si buscas por ejemplo, "musica" sale una lista interesantísima, quieres leerlos todos... pero si vas pinchando en el libro que te interesa, sólo te deja leer el índice, y el prólogo o la reseña del libro, poco más... Por si fuera poco en algunos tienes que identificarte con una cuenta compatible con google, como gmail... lo cual me hace cuestionar la privacidad de este servicio.

Por esto, pensé que esto era más bien un timo, simplemente para hacer publicidad y que te compres los libros que quieres leer. Los inconvenientes que le veo a todo esto son algunos:


  1. Tan ambicioso es el proyecto de crear una biblioteca digital mundial, posible a medio y largo plazo, que me pregunto quién gestionará todo ese conocimiento... Poseer el conocimiento da poder; ¿Cómo se decide que "tal libro es bueno, sale el primero en la búsqueda" o "este libro no es bueno, no aparece... luego no existe"? ¿Quién decide eso? Por eso simpatizo más con los proyectos como Wikipedia, que a pesar de que empiezan a querer sacar un beneficio económico, todo el mundo puede acceder y modificar esa información, de una manera más democrática.

  2. ¿Por qué me tengo que registrar para ver un libro? ¿A quién le interesa los libros que yo leo? ¿Será para venderme los libros que me gustan más eficientemente? O poniéndome un poco paranoico... ¿es el principio del control del pensamiento?

  3. Nos ponen la miel en los labios, accediendo al indice y algunas páginas de un libro que nos interesa... Pero no lo podemos leer entero. Y en una esquinita nos sugieren dónde podemos comprar este libro, o cómodamente online... parece que este proyecto no es por amor al arte. Google sabe declinar pecunia, pecuniae...




Aún teniendo en cuenta estas consideraciones, creo que se le puede sacar bastante utilidad al invento.

Por ejemplo, si te acuerdas de determinada cita de tal autor, y no te acuerdas en qué libro viene, o quieres dar la página exacta para tu tesis... Por poner un ejemplo tonto: ¿Cuándo decía Bilbo aquella frase tan famosa de "No conozco a la mitad de ustedes ni la mitad de lo que querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo que la mitad de ustedes merece"? Tecleando "no conozco a la mitad de ustedes" ya sale la página en concreto.

Pero vamos a ver cómo con un poco de picardía podemos sacarle punta al invento. Por poner un ejemplo, buscando "musica educacion" sale una lista muy interesante de libros. Vamos a fijarnos por ahora en el libro "Cantos y juegos"... Podemos leer la introducción y ya sabemos que es un libro típico con canciones y actividades.

Si os habéis fijado, en la izquierda esta la opción "Buscar en este libro", que es la mejor herramienta que hay. Si buscamos cancion, obtenemos el indice con la lista de canciones: tengo tengo, suenan campanitas, etc...
Supongamos que nos interesa ver la canción de cuna. Pues con poner cuna en el buscador ya la tenemos.

La idea es buscar dentro del libro lo que nos interesa.

Espero que os sirva. Y espero vuestras sugerencias, ideas sobre el tema... y algún libro que sea de dominio público.

1 comentario:

ferbr1 dijo...

Qué tal:
Aún no he investigado en este nuevo invento del gigante Google.
Lo que sí vengo pensando desde hace un tiempo, es que sería bueno que recordáramos ante cada búsqueda en Internet, que no es del todo bueno (por no decir que es malísimo) que una empresa tenga prácticamente la suma del poder público, en lo que se refiere a la administración de los contenidos que dan vuelta por ahí.
Lo que no sale en el Google, cada vez existe menos (y lo que sí sale tiene un poder que da miedo), y la verdad que todo eso no me gusta nada.
Saludos!